Cascada de las Animas contacto@refugioanimalcascada.cl

Huilo

En el año 2004 llegó al Refugio un pequeño puma de solo un mes, que había nacido en cautiverio y necesitaba un hogar.

Encontró en este lugar una familia compuesta por humanos, perros, gatos, loros, y muchos animales rescatados.

Durante los primeros años de su vida vivió libre, con caminatas diarias por el Santuario, bañándose en esteros y corriendo por los cerros, manteniendo una estrecha relación con los integrantes del refugio, hasta que llegó el momento en que sus instintos salvajes fueron más fuertes y difíciles de controlar, por lo que fue necesario asignarlo a un espacio para vivir más aislado, un gran hogar financiado por Cascada de las Ánimas.

Los costos de mantención de un puma (instalaciones, alimentación, cuidado y atención veterinaria) son muy elevados.

¿Te gustaría apadrinar a Huilo y ayudarnos a cuidarlo?

One Comment on “Huilo

  1. deseo recibir informaci’on sobre sus campanas para poder apoyar.
    saludos
    Cecilia